• Correo Electrónico

    reservas@buslowcost.com

  • Teléfono

  • Horario

    09:00 - 14:00 y 16:00 - 20:00

29

Ago

2018

La espera del aeropuerto de Corvera.

By, buslowcost Sin categoría Comments: no comments

La anterior concesionaria del aeropuerto de Corvera, Aeromur, ha sufrido otra derrota en los tribunales en el litigio que mantiene con la Comunidad Autónoma desde que esta decidió rescindir el contrato con esta sociedad por incumplir los plazos establecidos para la apertura de dicha infraestructura.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia falló el pasado 20 de julio en contra de la antigua concesionaria, que interpuso un recurso por la negativa de la Consejería de Fomento a facilitarle una copia del inventario de bienes y activos del aeropuerto. Dicho departamento encargó su elaboración a una consultora privada con el fin de conocer el estado del aeródromo tras resolver el contrato de concesión y antes de volver a convocar un nuevo concurso para su adjudicación.

Dicha negativa fue respaldada por el Consejero de la Transparencia de la Región, órgano contra el que Aeromur presentó el recurso por considerar que vulneraba su derecho de acceso a la información pública.

La Comunidad Autónoma argumentó, para justificar su rechazo a la petición de Aeromur, que esta sociedad tenía entre sus obligaciones disponer de un registro actualizado de todos los materiales y bienes de la infraestructura, por lo que «no era lógico» que solicitara el inventario una vez resuelto el contrato «y estando las instalaciones en posesión de la Administración», según se explica en la sentencia.

Dicho inventario, además, se incluyó en el nuevo procedimiento de licitación del contrato de concesión como un documento confidencial a disposición de las empresas que superaran la primera fase del concurso, según establecía el pliego de condiciones. Por lo que, según la Comunidad, «la entrega [del inventario] podía poner en peligro el principio de igualdad que debe regir la licitación, al poder terminar en alguno de los licitadores antes de la entrega del mismo a los candidatos seleccionados para pasar a la segunda fase», según se puede leer en los fundamentos de derecho del fallo.

Interés público superior

Por ello, la Comunidad alegó que «existe un interés público superior, constituido por el respeto al principio de igualdad en la contratación administrativa y a las prescripciones del pliego de cláusulas administrativas particulares».

Por su parte, el Consejo de la Transparencia, que, aunque ha tenido sonoras desavenencias con el Gobierno regional, en este caso se puso de su lado, consideró que no se debía entregar copia del inventario a Aeromur porque «podría suponer un perjuicio a la garantía de confidencialidad o al secreto requerido en procesos de toma de decisiones».

La Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJ explica en sus argumentaciones que la concesionaria «debe disponer (o, al menos, ha tenido la plena disponibilidad de disponer) de una información pormenorizada sobre los activos existentes en el aeropuerto, su estado y sobre la valoración de la infraestructura por ella ejecutada».

El TSJ hace suyos los argumentos de la parte demandada y señala que «la limitación de acceso a una copia del inventario era proporcionada a la finalidad de protección. Si se hubiera posibilitado a la entidad recurrente acceder a la información, podría haberse causado un perjuicio para la garantía de la confidencialidad en el proceso de contratación, afectando a los principios de igualdad de los licitadores y de transparencia en los procesos de contratación».

En base a estos razonamientos, el TSJ desestima el recurso de Aeromur, a la que impone el pago de las costas. La antigua concesionaria dispone de treinta días de plazo para presentar recurso de casación ante la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo.

El litigio por el acceso al inventario de activos de las instalaciones del aeropuerto es una de las ramas del gran pleito judicial planteado por Aeromur a partir de la decisión adoptada por el Ejecutivo autónomo de rescindir el contrato de concesión, hace ya cinco años.

Tras una primera sentencia del TSJ favorable a las tesis de la Comunidad, el Supremo resolvió la cuestión principal el pasado mes de mayo, a través de una sentencia en la que daba la razón a la Comunidad y dejaba vía libre a la explotación del aeropuerto por parte de Aena, sociedad que ganó a finales de 2017 el nuevo concurso de licitación y que tiene previsto poner en servicio las instalaciones en el primer trimestre del próximo año.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *


BUSCAR